La Subasta Inversa Corporativa de Medicamentos (SICM) es un procedimiento electrónico, competitivo, participativo y transparente que permite optimizar los recursos del Estado destinados para la adquisición de medicamentos.

Por este motivo es fundamental la coordinación interinstitucional entre el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) y la Red Pública Integral de Salud (RPIS) para garantizar un adecuado desarrollo de los insumos previos y alcanzar el éxito de los objetivos planteados durante cada etapa de la SICM.

En ese sentido, el Sercop se enfoca en optimizar el acceso y abastecimiento de los fármacos del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos a las entidades contratantes de la RPIS. Además, motiva la participación de proveedores nacionales y extranjeros en todos los procedimientos de contratación, permitiendo generar mayor competencia y eliminando distorsiones en el mercado farmacéutico.

Asimismo, se establece la implementación de un proceso de almacenamiento de los medicamentos en centros de acopio ubicados a nivel nacional para que sean distribuidos y entregados por un proveedor logístico a los establecimientos de salud, garantizando la calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos.